• Cirugía plástica, estética y reparadora 1
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 2
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 3
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 4

La cirugía reconstructiva: todo lo que necesitas saber

Qué es – Cuál es su objetivo – Por qué recurrir a ella – Diferencias entre estética, plástica y reparadora – Tipos de cirugía reconstructiva – La seguridad social lo cubre

 

Qué es la cirugía reconstructiva

 

Practicada históricamente después de la Primera Guerra Mundial, la cirugía reconstructiva es una rama esencial de la medicina que tiene como objetivo restaurar y reconstruir la apariencia del cuerpo alterada como resultado de traumatismos, defectos de nacimiento o tratamientos médicos. Cualquiera sea el motivo, la cirugía reconstructiva realizada por un cirujano plástico tiende a mejorar la calidad de vida de los pacientes al restaurar su apariencia natural y restaurar sus funciones corporales. Al enfatizar un enfoque multidisciplinario y una atención integral, la cirugía plástica juega un papel decisivo en la rehabilitación física y psicológica, ayudando a los pacientes a recuperar la confianza en sí mismos y a reintegrarse plenamente a su vida diaria.

 

Cuál es su objetivo

 

El objetivo de la cirugía reconstructiva es restaurar los tejidos corporales alterados por traumatismos, malformaciones congénitas, procedimientos quirúrgicos previos o condiciones médicas. Al igual que la cirugía estética, puede implicar procedimientos de reconstrucción mamaria, Reparar una función: por ejemplo, reconstruir un párpado para poder proteger y cerrar el ojo. Tratamiento de las secuelas del cáncer, traumatismos y quemaduras, tratamientos para defectos de la piel e incluso liposucción o liposucción para remodelar el cuerpo. Sin embargo, existen diferencias notables entre estas dos especialidades. Descubre todo lo que necesitas saber sobre las diversas áreas de aplicación de la cirugía plástica, así como el profundo impacto que tiene en la vida de los pacientes.

 

Por qué recurrir a la cirugía reconstructiva

 

Las razones por las que podrías considerar la cirugía reconstructiva son variadas e incluyen:

  • Reconstrucción mamaria tras mastectomía total (colocación de prótesis mamaria, lipofilling o colgajo DIEP)
  • Reconstrucción facial tras un accidente
  • Malformaciones congénitas como labio y paladar hendido, labio hendido, etc.
  • Quemaduras de piel que requieren un injerto de piel.
  • Mejorar la apariencia de cicatrices por quemaduras, accidentes o procedimientos quirúrgicos.
  • Reparar defectos de nacimiento del cuerpo.
  • Reconstrucción de extremidades después de traumatismos o amputaciones.
  • Corrección de las secuelas de una intervención quirúrgica previa
  • Restauración de la función y la apariencia después de un cáncer.
  • Mejora de la movilidad y la calidad de vida después de una pérdida de peso significativa

 

Por lo tanto, concertar una cita con un cirujano plástico suele ser un paso esencial en el proceso de restaurar la movilidad, la sensación y la funcionalidad de las zonas afectadas.

 

Cirugía plástica, reconstructiva o estética, cuáles son las diferencias

 

En primer lugar, debes saber que la cirugía reconstructiva y la cirugía estética son dos áreas distintas de la cirugía plástica, aunque comparten algunas similitudes. La principal diferencia radica en sus misiones y enfoques.

El objetivo de la cirugía reconstructiva es restaurar la salud y la calidad de vida de los pacientes reparando defectos anatómicos y promoviendo la recuperación funcional. Las intervenciones suelen ser médicamente necesarias.

Por el contrario, la cirugía estética se centra en mejorar la apariencia física de una persona con el objetivo de alcanzar estándares de belleza o corregir rasgos percibidos como indeseables. Los procedimientos de cirugía estética tienen como objetivo mejorar la confianza en uno mismo y la autoestima a través de estiramientos faciales, rinoplastia e incluso liposucción.

 

Cuáles son los diferentes tipos de cirugía reconstructiva

 

Independientemente de la región del cuerpo o rostro afectada, las secuelas dejadas por lesiones, enfermedades o una intervención previa pueden tener un impacto negativo en la vida diaria y la calidad de vida. Hoy en día, la cirugía reconstructiva te ofrece excelentes resultados, dejando sólo discretas cicatrices. Estas intervenciones abarcan diferentes especialidades que incluyen:

  • Cirugía de busto

Esta especialidad médica está dirigida principalmente a las mujeres, y tiene como objetivo restaurar el volumen y nivel de las mamas después de una mastectomía o lumpectomía por cáncer. Para lograr este objetivo se implementan varias técnicas, como la colocación de implantes mamarios, la transferencia de tejido autólogo (en particular mediante el colgajo DIEP) y el lipofilling. Estos métodos se pueden combinar aún más para lograr resultados óptimos. La cirugía plástica también permite corregir la hipertrofia mamaria o la ptosis que provoca molestias funcionales con los abordajes del lifting facial o la mastoplastia de reducción.

 

  • Cirugía Maxilofacial

Esta especialidad médica se dedica al tratamiento de deformidades y lesiones que impactan la cara, la mandíbula y el cráneo. Abarca no sólo la corrección de fracturas faciales, sino también la capacidad de reconstrucción después de un trauma o afecciones como el cáncer. Además, la cirugía ortognática es una parte integral de esta disciplina, cuyo objetivo es resolver los problemas de alineación y mordida de la mandíbula, ayudando así a restaurar la función y apariencia de las estructuras afectadas.

 

  • Cirugía de piel

Se centra en la reparación de defectos de la piel resultantes de quemaduras, lesiones traumáticas, neoplasias malignas u otras afecciones dermatológicas. El practicante realiza injertos de piel, colgajos y suturas para restaurar la integridad y estética de la piel.

 

  • Cirugía reconstructiva de cabeza y cuello.

Su objetivo es restaurar la función y apariencia del cráneo, cara, cuello y garganta después de lesiones, cánceres o defectos de nacimiento. Esto puede incluir cirugía en los oídos, la nariz, la boca y otras estructuras vitales del área.

 

  • Cirugía después de la pérdida de peso.

Tras una importante pérdida de peso resultante de una cirugía bariátrica (bypass, manga, etc.) o del propio esfuerzo, puede ser imprescindible plantearse una operación de lifting de brazos, estómago o muslos para solucionar el problema del exceso de piel. La abdominoplastia, el Bodylift o el tratamiento de ptosis mamaria son operaciones frecuentemente recomendadas para corregir este tipo de inconvenientes.

 

¿Está cubierto por la Seguridad Social?

 

Las intervenciones quirúrgicas después de una mastectomía, una amputación, quemaduras graves, deformidades congénitas o lesiones traumáticas generalmente se consideran médicamente necesarias en España y por lo tanto están cubiertas por la Seguridad Social

Gracias a la experiencia del Dr. Esparza, esta especialidad tiene como objetivo reconstruir no sólo las partes del cuerpo afectadas, sino también priorizar tu bienestar psicológico restableciendo la armonía física. Ya sea reconstrucción mamaria, corrección de defectos congénitos o reparación de lesiones, un cirujano capacitado puede guiar tu viaje, personalizando cada procedimiento para satisfacer tus necesidades específicas. En última instancia, la cirugía reconstructiva ofrece un camino hacia la recuperación, mostrando el poder de la medicina para mejorar su calidad de vida y su confianza en uno mismo.

 

*Un cirujano debe poder ofrecer expectativas realistas en cuanto al resultado final.

El Dr. Esparza es un auténtico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, con muchísimos años de experiencia y posiblemente miles de intervenciones de todo tipo.

MÁS INFORMACIÓN EN: www.dresparza.com