• Cirugía plástica, estética y reparadora 1
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 2
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 3
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 4

Últimas publicaciones

Antes de la cirugía plástica facial. Consejos (Primera parte)

Antes de la cirugía plástica facial. Consejos (Primera parte)

Publicado 09 Agosto, 2019

Un día, te miraste al espejo y ya no te gustaba lo que veías, algunos retoques solucionarían el problema. Querías volver al esplendor de años atrás o al menos mejorar la situación actual. Las personas tienen diferentes motivaciones para la cirugía plástica, y algunas veces son...

Leer más »
Los mejores consejos para el cuidado de tu piel

Los mejores consejos para el cuidado de tu piel

Publicado 29 Julio, 2019

A las celebridades les encanta decir que el secreto de la piel radiante es beber mucha agua y, por cierto, usar esta crema o tomar este suplemento. Pero no todos tenemos una piel lista para la cámara, todas las cremas no funcionan para todo tipo de pieles, los suplementos no son elixires...

Leer más »
Tensado facial con bioestimulación cutánea y para que se usa

Tensado facial con bioestimulación cutánea y para que se usa

Publicado 20 Julio, 2019

Conforme va pasando el tiempo nos vamos dando cuenta de que este paso no queda en nada, y es entonces cuando empezamos a ver las primeras arrugas y comenzamos a estirar con los dedos la piel de las mejillas o la frente intentando corregir ese incipiente descolgamiento propio de la edad....

Leer más »

Los mejores consejos para el cuidado de tu piel

A las celebridades les encanta decir que el secreto de la piel radiante es beber mucha agua y, por cierto, usar esta crema o tomar este suplemento. Pero no todos tenemos una piel lista para la cámara, todas las cremas no funcionan para todo tipo de pieles, los suplementos no son elixires mágicos, y beber mucha agua es un hábito súper saludable, pero consumir una tonelada de H2O no lo es.

 consejos para tu piel

1. Exprimir un grano nunca te hará estar guapa más rápido.

Traducción: deja de tocarte la cara. tus manos están cubiertas de bacterias la mayor parte del tiempo (solo piensa en todas las cosas que tocas). Si estás tocando una zona inflamada o con infección solo estás agregando suciedad al grano y retrasando su desaparición. Además, hacer estallar una espinilla no le sirve de nada a la piel ni a ti en particular y peor si se trata de un quiste grande e inflamado sin una cabeza blanca en la parte superior, porque solo empeorará cuando intentes apretar.

2. Más producto no es mejor para la piel, de hecho, hay ciertos productos que nunca debes mezclar.

Como acumuladora de productos, tengo un armario completo lleno de máscaras, lociones, cremas, exfoliaciones, aceites y sueros. Es increíblemente tentador acumular, pero más producto no es algo bueno. Demasiado producto puede obstruir los poros (especialmente si las cremas hidratantes no son comedogénicas). Además, ciertos ingredientes no combinan bien juntos. Por ejemplo, el retinol y otros ingredientes exfoliantes, como el ácido salicílico, el ácido glicólico y el peróxido de benzoilo no deben usarse al mismo tiempo porque la piel se puede secar realmente.

3. No es necesario gastar 300 € en un producto para el cuidado de la piel para que sea realmente bueno.

Todos hemos escuchado sobre los poderes milagrosos de las pociones y lociones ultra caras, pero no hay razón alguna por la que debas gastar el dinero de una semana (o de más) en un pequeño aumento de hidratación. Francamente, la mayoría de los dermatólogos prefieren productos para el cuidado de la piel provenientes de la farmacia.

4. SPF es clave, y también puedes mejorarlo con algunas combinaciones.

Si tienes la suerte de irte al caribe o un fin de semana al sol en la playa de tu pueblo el SPF es fundamental (El SPF es el tiempo de protección solar que tenemos ante la exposición a los rayos solares). Cualquier dermatólogo te dirá que la protección solar es el paso más importante para el cuidado de la piel, ya que protege contra el daño de los radicales libres que puede causar cáncer de piel y signos tempranos de envejecimiento. (Sugerencia: si deja un poco de residuo blanco, intenta agregar algunas gotas de un luminador líquido, bronceador o incluso un tinte para el rostro para evitar ese aspecto fantasmal).

 

5. Tu cuello y escote merecen tanto SPF como tu taza.

Solo porque tu cuello y escote no esté técnicamente en tu cara no significa que no necesiten el mismo tipo de SPF. De hecho, los dermatólogos consideran la cara y el cuello como parte de una unidad de piel porque tu escote es susceptible a los mismos signos de daño en la piel. Hay muchos productos diseñados específicamente para el área debajo de la barbilla. Algunos de ellos anuncian propiedades de elevación y reafirmación. (Aunque como alguien con un tamaño de sujetador 34D, puedo decirte que no he visto jamás nada de eso).

 

6. Guarda la mayor parte de tu rutina de cuidado de la piel antes de acostarte.

Hace varios años, durante unas reuniones de trabajo en un hotel, una amiga y colega siempre llegaba tarde todas las mañanas, así que asumí que su rutina matutina de cuidado de la piel era extensa. Pero en realidad, estaba corriendo después de quedarse dormida. Admitió al fin un largo régimen de cuidados de la piel, pero durante la noche. Antes de acostarse, era diligente haciendo una limpieza doble, exfoliación, tóner o mascarilla, además de algunos sueros específicos y una crema de noche. Por la mañana, sin embargo, Ella salpicaba su cara con agua y usaba un poco de crema hidratante normal. Es un consejo que no he olvidado después de todos estos años. Hay que saber que la piel, fundamentalmente, se repara durante la noche, por lo que es mejor usar cosas como el retinol y la crema hidratante espesa por la noche.

7. Coloca capas de productos para el cuidado de la piel desde la más fina a la más gruesa en términos de textura.

Piensa en tu piel como una esponja que quiere absorber toda la bondad que le estás aplicando. Por lo tanto, es importante emplear primero los productos más finos, similares al agua, como una esencia o suero y luego seguir con cremas hidratantes y aceites más pesados, que ayudan a sellar todo. Los aceites, en particular, tienen propiedades oclusivas, que literalmente crean una barrera. entre la piel y el aire: todo lo que se aplique sobre ellos se hace básicamente en vano.

 

8. Puedes darle a tu piel un brillo rosado con solo un juego de manos

El masaje facial no es solo algo sacado de un libro de autocuidado. Es una forma rápida de obtener un color natural precioso. Personalmente, me gusta usar un rodillo de jade para aumentar la circulación, también puedes usar la punta de tus dedos. Solo asegúrate de usar un suero o aceite para deslizarse suavemente sobre la piel sin demasiada fricción.

9. Cuando más calor hace, guarda todo para tu piel en el refrigerador.

Lo hago durante todo el año con mi crema para los ojos ya que estoy convencida de que la temperatura fresca ayuda a desinflar la hinchazón al mismo tiempo que me despierta por la sensación de frescor. (Piensa en todas esas cremas para los ojos con puntas de rodillos de bolas metálicas, ¡es por eso que existen!) Cuando hace calor, empiezo a guardar todo en la nevera. El esmalte de uñas, por ejemplo, no se espesa tan rápido si se mantiene fresco, las mascarillas son aún más relajantes cuando se enfrían, las cremas de gel que amo no se evaporan en mi sofocante apartamento y durante el verano, literalmente, no hay nada más refrescante que masajearse con una loción corporal de menta, espesa, recién sacada del refrigerador especialmente después de un gran ejercicio.