• Cirugía plástica, estética y reparadora 1
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 2
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 3
  • Cirugía plástica, estética y reparadora 4

Últimas publicaciones

Como eliminar las ojeras, bolsas y festones

Como eliminar las ojeras, bolsas y festones

Publicado 23 Mayo, 2022

Que causa las ojeras - Ojeras, Bolsas, Festones - Tratamientos - Cirugía, blefaroplastia   ¿La cirugía de párpados es efectiva en las ojeras oscuras? Si pudieras nombrar la característica que te hace sentir menos seguro acerca de tu apariencia, ¿qué dirías? Mucha gente nombraría...

Leer más »
Cómo quitar las manchas y marcas de la piel

Cómo quitar las manchas y marcas de la piel

Publicado 11 Mayo, 2022

5 tipos diferentes de manchas en la piel del rostro y sus tratamientos   ¿Tu confianza se tambalea al ver una imperfección? No estás solo. Muchos hombres y mujeres experimentan poca confianza debido a estas imperfecciones en la piel. Sin embargo, hay muchos tratamientos disponibles...

Leer más »
Cómo encontrar un buen cirujano plástico y de confianza

Cómo encontrar un buen cirujano plástico y de confianza

Publicado 30 Abril, 2022

La cirugía plástica es más popular que nunca en estos días. Si bien se ha vuelto más fácil y más común someterse a una cirugía plástica, puede parecer un poco desalentador cuando los pacientes comienzan su búsqueda de un cirujano plástico acreditado a quien puedan confiar su...

Leer más »

Tipos de piel y cuidados

Tipos de piel y cuidados

Tipos de piel

Cómo encontrar tu tipo de piel

Cómo cuidar tu piel según el tipo

Puede cambiar el tipo de piel

Como el tono de la piel afecta a su cuidado

El tipo de piel está determinado por la cantidad de aceite o grasa que produce la piel de una persona. La grasa es una sustancia que la piel crea para sellar la humedad.

Se reconocen cinco tipos principales de piel:

  • seca
  • aceitosa
  • mixta
  • sensible
  • normal

 

Piel seca

Si una persona tiene la piel seca, su piel produce menos grasa de la que necesita. Estas personas pueden notar su piel:

  • se siente dura o seca, especialmente después de bañarse o nadar
  • escamas, picazón o grietas
  • se ve opaca, áspera o blanca

 

Piel grasa

Si una persona tiene la piel grasa, su piel produce más grasa del que necesita. Pueden encontrar su piel:

  • se siente grasa
  • se ve brillante, especialmente alrededor de la nariz y la frente
  • tiene poros grandes que se obstruyen fácilmente
  • es propensa a las espinillas o puntos negros

 

Piel mixta

En las personas con piel mixta, algunas áreas de su piel serán grasas, mientras que otras pueden verse secas. Las áreas propensas a la grasa incluyen la frente, la nariz y la barbilla, conocidas colectivamente como la zona T. Las mejillas u otras áreas pueden sentirse normales o secas.

 

Piel sensible

La piel sensible puede irritarse o inflamarse fácilmente. Una persona con este tipo de piel puede notar:

 

  • piel que arde, pica o pica al aplicar productos
  • reacciones visibles a sustancias, con bultos, urticaria o descamación

A diferencia de otros tipos de piel, la piel sensible no está determinada por la cantidad de grasa que produce la piel de una persona. Las personas con piel seca o grasa también pueden tener piel sensible, aunque se asocia con mayor frecuencia a la sequedad.

En algunos casos, la sensibilidad está relacionada con afecciones de la piel, como el eccema o la rosácea.

 

Piel normal

La gente usa el término piel normal para describir la piel que no es notablemente grasa, seca o sensible. Este tipo de piel produce suficiente grasa para mantener la piel uniformemente hidratada sin volverse grasa.

Las personas con piel normal tienen tez uniforme con pocas imperfecciones.

 

Cómo encontrar tu tipo de piel

Para determinar el tipo de piel:

  • lavar la cara con un limpiador suave
  • secar con una toalla limpia
  • observar cómo se ve y se siente la piel inmediatamente después del lavado
  • toma nota de cómo cambia esto en las próximas horas

 

  • La piel seca se sentirá seca o tirante poco después del lavado. También puede verse opaco, áspero o escamoso.

 

  • La piel grasa puede verse mate después del lavado, pero se volverá brillante o grasa en las próximas horas. El aceite será visible si una persona se seca la nariz con un pañuelo.

 

  • La piel mixta generalmente involucra una zona T grasa y mejillas normales o secas. La zona T incluye la frente, la nariz y el mentón. Después de un tiempo, esta área se verá brillante o grasa, pero las mejillas no.

 

  • La piel normal se verá clara, incluso en tono y textura, y no se sentirá tirante ni irritada después del lavado. No cambiará mucho durante el transcurso del día.

 

  • La piel sensible puede picar, quemar o picar después de un lavado.

 

Cómo cuidar tu piel según el tipo

Para muchas personas, mantener la piel limpia, hidratada y protegida de la luz ultravioleta es suficiente para que la piel luzca y se sienta saludable. Una rutina básica de cuidado de la piel podría incluir:

  • lavar suavemente la cara
  • aplicar crema hidratante si la piel se siente seca o tirante
  • usar un protector solar de amplio espectro de SPF 30 o superior antes de salir
  • Al final del día, una persona puede eliminar el protector solar y el maquillaje de la cara con un limpiador suave con pH equilibrado. También agregan crema hidratante si es necesario.

Si las personas tienen inquietudes específicas, pueden tomar medidas adicionales para cuidar su piel y consultar a un médico o dermatólogo para obtener más orientación.

 

Piel seca

Las personas con piel seca pueden necesitar un limpiador muy suave y una crema hidratante más intensa que otros tipos de piel. Se recomienda que las personas busquen productos que contengan los siguientes ingredientes:

  • humectantes, que atraen la humedad a la piel, como la glicerina o el ácido hialurónico
  • aceites y mantecas que sellan la humedad, como jojoba, lanolina o manteca de Karité
  • Los productos que contienen alcohol, retinoides, alfa-hidroxiácidos o fragancias resecan la piel, por lo que es mejor evitarlos.

Las personas con piel seca pueden necesitar volver a aplicar la crema hidratante a lo largo del día, especialmente después de ducharse, bañarse o lavarse las manos. En general, es una buena idea usar agua tibia en lugar de agua caliente para lavarse, mientras que los baños y las duchas son breves.

Mientras las personas se encuentren en casa, un humidificador puede ayudar a aumentar la humedad en el aire durante el clima seco.

A veces, aplicar demasiado humectante puede confundir a la piel y podría dejar de producir los aceites que necesita para mantenerse hidratada.

 

Piel grasa

Cualquiera puede tener acné, pero las personas con piel grasa a menudo son propensas a tener granos.

Por ello, los dermatólogos aconsejan a las personas con piel grasa que utilicen productos no comedogénicos. Esto significa que los ingredientes del producto no bloquearán los poros y es poco probable que causen brotes.

Las personas con piel grasa también pueden querer usar una crema hidratante más ligera que las que tienen otros tipos de piel para evitar agregar aceite a la piel. Una crema hidratante sin aceite puede sentirse más cómoda durante el día.

Algunos humectantes tienen ingredientes adicionales que ayudan a absorber el aceite, que incluyen:

  • almidones, como el almidón de maíz o arroz
  • arcillas, como el caolín o la bentonita
  • siliconas, como la dimeticona
  • Los protectores solares sin aceite que contienen óxido de zinc o dióxido de titanio también pueden ayudar a reducir el aceite y el riesgo de brotes.

Las personas con piel grasa deben evitar los limpiadores fuertes y los productos que contengan alcohol. Si bien estos pueden hacer que la piel grasa se vea mate temporalmente, se está secando, lo que hace que la piel produzca más aceite. También es una buena idea usar maquillaje a base de agua en lugar de productos a base de aceite.

Una persona puede usar hojas secantes para absorber el exceso de aceite durante el día. Sin embargo, si el aceite es excesivo, es mejor hablar con un médico.

 

Piel mixta

Las personas con piel mixta pueden seguir muchos de los mismos pasos que las personas con piel grasa, usando un limpiador suave y productos livianos o sin aceite para reducir la grasa en la zona T.

Para las partes secas, las personas pueden aplicar una crema hidratante más intensa solo en esas áreas.

 

Piel sensible

Una persona con piel sensible debe considerar cuidadosamente el tipo de productos que usa en su piel. Pueden encontrar útiles estos consejos:

  • usando productos hipoalergénicos, sin fragancia con ingredientes simples
  • usar filtros solares minerales que contienen óxido de zinc o dióxido de titanio, en lugar de filtros solares químicos como la oxibenzona.
  • probar nuevos productos en un área pequeña de la piel para probar la tolerancia antes de usarlos en cualquier otro lugar
  • Si una persona tiene erupciones persistentes sin causa conocida, puede hablar con un médico. A veces, pueden indicar una condición subyacente.

 

¿Puede cambiar el tipo de piel?

El tipo de piel de una persona cambia a lo largo de su vida debido a cambios en su cuerpo.

La mayoría de los niños menores de 11 años tienen la piel normal. Sin embargo, alrededor del 75% de todas las personas en Europa de entre 11 y 30 años tienen acné. Esto ocurre porque, durante la pubertad, las glándulas sebáceas de una persona se agrandan y producen más grasa.

Durante la adolescencia, la piel de una persona puede ser más grasa que durante la infancia. A veces, esto continúa hasta la edad adulta. Otros factores que pueden causar fluctuaciones en el tipo de piel incluyen:

  • el embarazo
  • menopausia
  • medicamentos
  • envejecimiento
  • mudarse a un clima diferente
  • exposición a contaminantes e irritantes

 

Cómo el tono de la piel afecta su cuidado

La piel grasa, seca o sensible puede determinar muchos aspectos del cuidado de la piel. Sin embargo, el tono de piel de una persona también juega un papel importante.

Los dermatólogos miden el tono de la piel con la escala de Fitzpatrick, que enumera los tonos de piel de claro a oscuro. El lugar que ocupa una persona en la escala determina su riesgo de sufrir quemaduras solares y cáncer de piel.

Demasiada exposición a la luz ultravioleta aumenta el riesgo de cáncer de piel para todos los tonos de piel, pero particularmente para aquellos con piel clara.

Se enumeran los siguientes rasgos como factores de riesgo para el daño UV:

  • piel clara
  • pecas
  • cabello naturalmente rubio o rojo
  • ojos azules o verdes

Las personas con piel más clara pueden desear usar un protector solar con SPF más alto o evitar la exposición al sol.

Mientras que las personas con piel más clara tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer, las personas con piel más oscura tienen más probabilidades de morir de cáncer de piel debido a los retrasos en la detección y la falta de conciencia de los médicos.

Como resultado, sigue siendo crucial que las personas con piel más oscura se protejan de la luz ultravioleta con un cuidado de la piel y protector solar adecuados.

 

Resumen

La sensibilidad de la piel y la cantidad de grasa que produce determinará el tipo de piel de una persona. Las personas pueden encontrar su tipo de piel al observar cómo se ve y se siente después del lavado.

Mantener la piel limpia, adecuadamente hidratada y protegida de la luz ultravioleta es esencial para todos los tipos de piel. Las personas con piel seca pueden necesitar humectantes más fuertes, mientras que las personas con piel grasa o mixta pueden querer usar humectantes más ligeros y protectores solares que absorban el exceso de grasa.

El tono de la piel también influye en cómo una persona cuida su piel. Es esencial estar al tanto de cualquier cambio en la apariencia de la piel, además de comentar cualquier erupción o lunar repentino con un médico.

 

MÁS INFORMACIÓN EN: www.dresparza.com