Liposucción

  • Mentón y papada
  • Tórax
  • Abdomen
  • Brazos
  • Muslos
  • Cadera
  • Rodillas
  • Como técnica complementaria a determinadas cirugías

La remodelación de la “Silueta” es hoy en día una de las indicaciones de Cirugía Estética más frecuentes.

Junto a las demás intervenciones quirúrgicas que pretenden mejorar el contorno corporal, la liposucción junto con el lipofilling (relleno de grasa), consiste en la ayuda más valiosa para estos casos, consiguiendo la llamada “Lipoescultura”.

Esta técnica quirúrgica, que debe efectuarse bajo las premisas de cualquier intervención quirúrgica, consiste en extraer la cantidad de grasa sobrante de las zonas en que “molestan” aspirando a través de unas pequeñas cánulas que producen una cicatriz casi “invisible”.

Ver ejemplos »

Get Adobe Flash player

Dependiendo de las zonas y de la extensión se realiza con anestesia local ayudados o no por sedación. Lo importante en la liposucción es lo que “queda” y no lo que “quitamos”, puesto que esta no es una técnica de pérdida de peso sino de remodelación del contorno corporal que efectuamos sola o en combinación con otras técnicas quirúrgicas.

Ver ejemplos »

Get Adobe Flash player

Hacer una buena indicación quirúrgica en una liposucción es importante, pues esta técnica se basa en que luego de efectuada y aprovechando la propiedad elástica de la piel, esta se readapte al menor volumen que contiene.

La intervención se efectúa con carácter ambulatorio, con reposo relativo durante 24 h. y vida normal, salvo ejercicios violentos, durante 15 días.

Es necesaria después de la liposucción una prenda de presión durante unas semanas.

Ver ejemplos »

Get Adobe Flash player