Cirugía del abdomen y extremidades

  • Dermolipectomía abdominal. Abdomen globuloso, caído o péndulo
  • Lifting crural. Exceso de piel y grasa de muslos
  • Lifting branquial. Exceso de piel y grasa de brazos

Junto con la Cirugía de la mama, el tratamiento quirúrgico del abdomen y de las extremidades contribuyen al llamado: modelado del contorno corporal o de la “Silueta”.

Tan importante en la sociedad en la que vivimos, el abdomen es un elemento fundamental tanto a la hora de vestirnos como de desnudarnos.

La dermolipectomía abdominal es una intervención que pretende devolver al vientre, dentro de los límites razonables, el volumen y la forma más estéticas posibles. Volumen y formas perdidos tras embarazos, dietas intempestivas, importantes pérdidas de peso o simplemente tras el paso del tiempo.

Bajo anestesia general, la intervención requiere 2 días de ingreso hospitalario. En el quirófano se actúa en los tres planos abdominales: piel, grasa y músculo, según las necesidades y se transpone o no el ombligo dependiendo de la técnica necesaria.

La cicatriz horizontal es habitualmente cubierta por la braguita y requiere de 15 días de reposo relativo (hasta retirar totalmente los puntos)  y el uso durante unas semanas de una prenda de presión (faja específica).

Junto con la comodidad de movimientos y la estética abdominal el hecho de poderse vestir más a su gusto confiere al paciente importantes dosis de optimismo.

Tanto el lifting (estiramiento) braquial (de los brazos), como el crural (de los muslos) tiene como objetivos eliminar el exceso de piel y grasa de estas zonas que aparecen descolgadas y poco estéticas.

Con anestesia general o raquídea, y 1-2 días de ingreso hospitalario las cicatrices aparecen “escondidas” en la cara interna del brazo o en la ingle y requiere de unos 7-10 días de baja actividad.

El objetivo de combinar la extirpación de piel y grasa sobrantes otorga a esta intervención una agradable recompensa.

Ver ejemplos »

Get Adobe Flash player