Elevación de la mama o mastopexia

Publicado 8 enero, 2018 por doctor

ELEVACIÓN DE LA MAMA O MASTOPEXIA

 

La elevación de la mama también llamada mastopexia es un procedimiento quirúrgico que sirve para mejorar la forma de las mamas que normalmente se caen con los años y otras circunstancias como pueden ser el embarazo, dar de mamar el propio peso de la mama, etcétera. Cuando la mama por los años además ha perdido volumen se puede colocar una prótesis. Las intervenciones en la mama también pueden servir para reducir el tamaño del pecho o de la aureola en casos en los que estos sean excesivamente grandes.

 

¿CUAL ES EL PACIENTE IDEAL?

 

El paciente ideal podríamos decir que es aquel que está sano y además entiende los riesgos de esta operación y de los resultados.

En principio puede operarse cualquier mujer que tenga cualquier problema o quiera mejorar el estado de su mama ya sea tras un embarazo o tras una lactancia que ha dejado el pecho vacío. De todas maneras, hay que avisar al paciente de que hay riesgo de que vuelva a caer tras un nuevo embarazo ya que los resultados no son permanentes.

 

¿QUE PASA TRAS LA CIRUGÍA?

 

Tras la cirugía prácticamente puede hacerse vida normal. es fácil encontrarse algo cansada los primeros días, que duelan un poco las mamas o sensación de picor, pero la mayoría de las molestias se suelen controlar bien y no dan mayores problemas.

Los vendajes y los apósitos se suelen retirar a los pocos días y se suelen sustituir por un sujetador especial.

Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días y el edema o moradura no suele remitir hasta las 3 ó 6 semanas.

En algunos casos suele reducirse la sensibilidad en los pezones, pero está suele remitir a las pocas semanas. Es importante que siga las instrucciones que le indique su cirujano ya que es posible que le recomiende algunos ejercicios o que le haga evitar el contacto directo de las mamás con algún sujetador especial. Todas esto dependerá mucho de cada caso, aunque normalmente se puede volver al trabajo al cabo de los pocos días.

 

¿QUE RIESGOS EXISTEN?

 

Siempre y cuando la mastopexia la realice un cirujano cualificado es una técnica segura, aunque como en cualquier operación pueden surgir complicaciones y riesgos asociados.

La mastopexia deja cicatrices permanentes y visibles dependiendo de la técnica que se utilice, aunque suelen ser disimulables bajo el sujetador o bikini. Hay que indicar que en algunos casos como por ejemplo en los fumadores la cicatrización puede tardar algo más y en algunos casos puede disminuir o desaparecer las sensaciones en el pezón.

Es muy importante ser realista ante los resultados y hay que decir que este tipo de operación conlleva cicatrices permanentes, aunque su cirujano haga lo posible para que se noten lo menos posible. Con el tiempo además se irán notando menos, aunque dependerá de la edad, del peso, de los embarazos, etc. También hay que decir que si se colocan prótesis los efectos de la mastopexia suelen ser más duraderos.